CARTAS A CUBA


Desde su llegada a Canadá, Germán se comunicada por video con su esposa, sus hijos e incluso su madre en Cuba. Lo que empieza con mucho positivismo, termina por llevar a Germán a la desesperación.